viernes, 26 de octubre de 2012

DEL CONGRESSO

Recién anoche estuve leyendo mis apuntes del congreso y se me hicieron pocas las horas. Son muchos los aprendizajes y extenso el contenido teológico, pero ya habrá tiempo de transcribir y compartir. Por ahora quiero compartirles lo más importante: los aprendizajes de vida, esos que no están en las charlas o en talleres, ni menos en eternos libros.

Lo primero que me llevo del congreso es la importancia y urgencia de renovar la Iglesia, renovar la fe y recordar (traer de nuevo al corazón) a Jesús de Nazareth. Estar en constante reconstrucción al ritmo de la vida sí es posible; acercar la fe a las culturas sin pasar a llevar ninguna de ellas sí es posible; ser iglesia sí es posible.

¿Cómo estoy tan seguro de esto? -Y he aquí otra de los mejores experiencias que me llevo- Porque conocí a personas que han vivido con esa convicción desde hace mucho tiempo y lo han logrado: han sido y son testimonio de Cristo en el mundo, son un referente de la Iglesia, y hacen nuevas las cosas una y otra vez.

Conocí a hombres y mujeres maduros que han pasado por grandes tribulaciones y siguen de pie con la energía y ánimo de un muchacho. ¡Qué ganas de llegar así a su edad! Recios, alegres y fieles.


2 comentarios:

  1. Precioso blog, acabo de conocerlo y me ha encantado, así que con permiso me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenido entonces! Muchas gracias por tu visita. Visitaré el tuyo, un abrazo

    ResponderEliminar