domingo, 24 de abril de 2011

SEPULCRO VACÍO (parte 2)


Al parecer, en todos los ámbitos de la vida, vende más lo triste que lo alegre, lo sufriente que lo jubiloso, lo oscuro que lo luminoso... sino ¿Cómo se explica que el signo de nuestra fe sea la Cruz y no el Sepulcro vacío?

En la Peregrinación de Confianza visitamos un hogar de niños vulnerados. La hermana que nos recibió nos explicó que en el lugar no íbamos a encontrar crucifijos en las paredes, a pesar de ser un hogar católico, porque ahí ya habían demasiadas cruces en la vida de cada uno de los niños que ahí acogían.
La misión de los cristianos debiera ser esa: anunciar el Sepulcro Vacío, sin negar la Cruz de Cristo, pero sí creando conciencia de que la Cruz es parte del proceso de Redención del Señor que culmina con su Resurrección... ¡bah! que continúa hoy en la actualidad, día a día.

Dios es ternura. No dolor.
Dios muere, pero resucita.

Vivamos en la alegría de conocer a Cristo Resucitado... jamás olvidando a los hermanos que sufren como sufrió nuestro Señor, pero sí con la esperanza de la Resurrección en el horizonte.


2 comentarios:

  1. ¡CRISTO HA RESUCITADO! Feliz Pascua.

    ResponderEliminar
  2. El pollo con almendras es uno de mis platos favoritos y con la alegría de la Pascua ...
    ¡Feliz Pascua de Resurrección!

    ResponderEliminar